Buenas Prácticas de Bioseguridad en un Laboratorio

Para prevenir la adquisición de enfermedades infectocontagiosas relacionadas con el trabajo del personal del laboratorio, es fundamental implementar medidas de buenas prácticas de bioseguridad. El jefe del laboratorio en representación de la institución, es el responsable de gestionar la elaboración de una política de bioseguridad accesible para todo el personal junto a los procedimientos y programas de bioseguridad; debe además velar por el cumplimiento de las medidas de bioseguridad establecidas y proveer los recursos para sostenerlas. El trabajador tiene el derecho a conocer los riesgos existentes en su lugar de trabajo y es, en última instancia, el responsable de cumplir las medidas de bioseguridad instauradas en la institución Se debe contar con un encargado de bioseguridad que contribuya a la implementación y cumplimiento de las medidas establecidas en el laboratorio, además de planificar, organizar y dirigir la capacitación y entrenamiento del personal en torno al tema.

Los procedimientos que implican el uso de elementos de protección personal (EPP) para impedir la contaminación con material infeccioso o tóxico durante su manipulación en el laboratorio se denominan técnicas de barrera y son utilizados como una medida de contención en el manejo de material infeccioso en el laboratorio. En el trabajo de todo laboratorio, es imprescindible conocer y respetar las prácticas básicas de bioseguridad con el fin de resguardar la seguridad del personal:

  • Delimitar las áreas técnicas y las administrativas en el laboratorio.
  • Las áreas de trabajo deben mantenerse ordenadas, limpias y libre de materiales no relacionados con el trabajo.
  • No está permitido comer, beber, fumar, manipular lentes de contacto, maquillarse o aplicarse cremas en las áreas de trabajo.
  • No guardar alimentos o bebidas en refrigeradores destinados al almacenamiento de muestras o reactivos.
  • No pipetear con la boca.
  • Si usa lentes de contacto extremar la protección de la mucosa ocular.
  • El cabello largo debe estar recogido.
  • Las propiedades personales deben ser guardadas y aseguradas en casilleros provistos fuera del área técnica de trabajo.
  • Está prohibido el uso y almacenamiento de decoraciones festivas o de otro tipo en el área técnica.
  • No trasladar los registros del área técnica a las áreas administrativas.
  • No firmar documentos administrativos en las áreas técnicas.
  • Al momento de salir de las áreas técnicas retirar los EPP y lavar manos con abundante agua y jabón.
  • De vital importancia es la utilización de señalizaciones en el laboratorio que permitan entregar información clara y rápida al personal tanto interno como externo. En general el propósito de las señalizaciones es indicar la ejecución de una actividad, prohibir una acción o conducta, advertir respecto de una situación o condición ambiental o instruir sobre cómo realizar una actividad. Para esto es necesario utilizar símbolos entendibles, con un significado único, idealmente reconocidos a nivel internacional o aceptados por convención.
  • La higiene de manos es una práctica fundamental en el laboratorio y puede ser realizada de dos formas, lavado de manos con agua y jabón o uso de soluciones de alcohol. El uso de esta última opción es efectivo y rápido, pero requiere que las manos no se encuentren visiblemente sucias.

El área técnica debe disponer de por lo menos un lavamanos en el que se encuentre dispensador de jabón y toalla secante, destinado exclusivamente para el lavado de las manos. Se sugiere colocar instrucciones por escrito y/o gráficas para reforzar el correcto procediendo de lavado de manos en un lugar visible y cercano al lavamanos.

Dado que el lavado de manos es una práctica fundamental es muy importante conocer en qué momento se debe realizar:

  • Cada vez que se contaminen con cualquier fluido biológico.
  • Cada vez que se retiran los guantes de procedimiento.
  • Cada vez que se retire de su área de trabajo y/o sale del laboratorio.
  • Antes de comer.
  • Después de ir al baño.

Técnica de lavado de manos: La duración mínima recomendada para el lavado de manos con agua y jabón es de 40-60 segundos, e incluye los siguientes pasos:

  • Abrir la llave de agua.
  • Mojar las manos y muñecas.
  • Aplicar suficiente y moderada cantidad de jabón líquido.
  • Frotar vigorosamente ambas manos, los espacios interdigitales, subungueales, dedos y muñecas.
  • Enjuagar con abundante agua.
  • Secar sus manos con papel absorbente desechable.
  • Con el mismo papel, cerrar la llave y eliminar en basurero de uso común

 

Fuente: Instituto de Salud Pública de Chile

Uso de datos personales

"Usted acepta mantener actualizada su información y nos autoriza a incorporarla en la base de datos de clientes de "La Empresa". Además le autoriza almacenar, dar tratamiento, procesar y transferir su información a los Grupos de los que "La Empresa" forma parte (las "Terceras Empresas" listadas en la página web www.prosemedic.com), para que le ofrezcan productos y servicios. "La Empresa" podrá conservar, usar y transferir su información personal hasta veinte años después de la última transacción. Usted podrá acceder a su información, rectificarla, cancelarla, oponerse a su uso o revocar el consentimiento dirigiéndose de forma presencial a "La Empresa" en el horario establecido para la atención al público"