¡Cambio de clima! ¡Busquemos abrigo!

Es domingo, pasaste una tarde linda fuera de la ciudad (clima seco, sol, piscina) y al regreso ¡Oh no! De vuelta a la burbuja húmeda; no has terminado de ingresar a casa y tienes 7 estornudos y 2 sonadas de nariz.  Los niños no se pusieron las casacas a tiempo. Empieza la alergia y ¡potenciada!, la alta contaminación y la fuerte humedad, complica la situación con los cambios de clima, los vuelve más bruscos, más “disparadores”.  Y como una cosa conlleva a la otra en dos días: Tos y aquel pitillo que es imposible no escuchar cuando tu niño exhala: El asma ha llegado! Ojeras, cansancio, dificultad para respirar, ¿dónde estaban las casacas?

El asma infantil es una enfermedad crónica que puede presentarse desde antes del primer año de vida y a medida que el niño va creciendo la enfermedad va cambiando. El Dr. Carlos Mendoza Fox, neumólogo de la Clínica Anglo Americana, mencionó en una entrevista al Diario La República que “aproximadamente un tercio de los niños con asma van a dejar de padecer la enfermedad a partir de los 3 años, otro tercio a partir de los 6 y solo una tercera parte va a continuar con el padecimiento hasta la adultez”.

¡Así que no pierdas la esperanza!  Lo importante es tener un buen diagnóstico y prevenir.

Aunque las causas exactas sobre qué produce el asma no son del todo claras, muchos especialistas coinciden en que los productos inhalados tales como el polvo (ácaros), el polen o moho, los productos químicos con olores muy fuertes (aerosoles, ambientadores, ceras, etc.) y sobre todo los bruscos cambios de clima son factores de riesgo a tomar en cuenta.

¿Entonces qué debemos hacer? Aquí algunos consejos prácticos que te ayudarán:

  1. ¡No lo desabrigues! Es mejor vestirlos como “cebolla” (con varias prendas súper puestas) que arriesgarnos con la manga corta por el aquel brillito de sol que tenemos a medio día.
  2. Ventila la casa y sobre todo su habitación, es importante mantener ventilado el ambiente, así evitaremos la proliferación de microorganismos que lo puedan enfermar.
  3. Usa mascarilla, si tienes gripe: no lo saques y si es inevitable, usa una mascarilla (son descartables, súper cómodas y las venden en todas las farmacias).
  4. Practica hábitos de higiene en su máxima potencia; lávale las manos todas las veces que puedas y/o consideres que sea necesario.
  5. No fumes, el humo del tabaco aumenta el desarrollo del asma, entre otras enfermedades.
  6. Sigue las indicaciones del médico: Es muy importante que confíes en el especialista, el mejor que nadie te guiará de forma adecuada.

Articulo exclusivo de www.ProSeMedic.com

Uso de datos personales

"Usted acepta mantener actualizada su información y nos autoriza a incorporarla en la base de datos de clientes de "La Empresa". Además le autoriza almacenar, dar tratamiento, procesar y transferir su información a los Grupos de los que "La Empresa" forma parte (las "Terceras Empresas" listadas en la página web www.prosemedic.com), para que le ofrezcan productos y servicios. "La Empresa" podrá conservar, usar y transferir su información personal hasta veinte años después de la última transacción. Usted podrá acceder a su información, rectificarla, cancelarla, oponerse a su uso o revocar el consentimiento dirigiéndose de forma presencial a "La Empresa" en el horario establecido para la atención al público"