La Hipertensión Arterial: La Enfermedad Silenciosa

La Hipertensión Arterial es uno de los más importantes problemas de salud de la medicina actual. Es en sí misma una entidad nosológica (rama de la medicina), y un terrible factor de riesgo que afecta un porcentaje alto de la población de nuestro país. Todos debemos de estar atentos a los síntomas y las formas de prevenirla. Su terrible acción sobre los pequeños vasos sanguíneos de múltiples órganos, sean éstos de la retina, del corazón, del encéfalo o de los riñones, la convierten en una las afecciones médicas de más amplia repercusión sistémica, y por supuesto constituye una importante causa que afecta las estadísticas vitales del ser humano.

La edad como factor incremental del riesgo

La hipertensión arterial es la afección crónica más frecuente en la población adulta en el planeta; se comporta como factor de riesgo para padecer las enfermedades que se encuentran entre las más importantes causas de muerte, como son la cardiopatía isquémica, los accidentes cerebrovasculares, la insuficiencia cardiaca y la enfermedad renal crónica. La participación de la hipertensión arterial en el desarrollo de estas afecciones se acrecienta notablemente cuando coexiste con otros factores de riesgo cardiovascular como la alteración de los niveles de lípidos en la sangre, el tabaquismo, la obesidad, el sedentarismo o la diabetes mellitus.

El papel de la hipertensión arterial en estas situaciones es de mayor trascendencia cuando no se logra un control óptimo de la afección. Este es un hecho de gran preocupación en la comunidad científica pues, tanto en el orden poblacional, como en el individual, alcanzar eficientemente los valores o cifras de presión arterial considerados como normales se dificulta significativamente y, a través de los años, se ha hecho más difícil y no satisfactorio en la inmensa mayoría de los países.

No lograr el control de la hipertensión arterial, significa mayor posibilidad y más serias incidencias de complicaciones cardiovasculares y renales, mayor riesgo de muerte o de discapacidad, en el individuo hipertenso en particular o en la comunidad en estudio. La hipertensión arterial es una enfermedad denominada silenciosa, ya que no presenta síntomas específicos que hagan suponer su presencia por ello es muy importante controlarla.

La hipertensión y el embarazo

La hipertensión arterial es la segunda causa de muerte materna en nuestro país. A veces la hipertensión en el embarazo se asocia a un cuadro clínico llamado «pre eclampsia», su síntoma principal es la presión alta, esta es una complicación del embarazo muy peligrosa, por lo que debe diagnosticarse y tratarse rápidamente, ya que en casos severos pone en peligro la vida del bebé y de la madre.

¿Qué es la presión arterial?

Es la fuerza que ejerce la sangre contra la pared de las arterias. Esta presión permite que la sangre circule por los vasos sanguíneos y aporte oxígeno y nutrientes a todos los órganos para su funcionamiento.

La hipertensión arterial

Es una enfermedad crónica que consiste en el incremento constante de la presión sanguínea en las arterias. Una persona es hipertensa, si su presión arterial es igual o mayor a 140/90 mmHg en dos o más oportunidades.

Mide continuamente tu presión

La hipertensión arterial puede ser identificada y tratada oportunamente, así evitarás posibles daños a tu corazón, cerebro, riñón y ojos. La única forma de saber si tienes la enfermedad es midiendo tu presión regularmente. Se mide con un dispositivo llamado tensiómetro y con la ayuda de un estetoscopio que te muestra dos números, el primero corresponde a la presión sistólica y el segundo a la presión diastólica separados por una barrita, y los valores normales tienen que ser menores a 120/80 mmHg.

Aquí en el Perú existe la marca Geratherm que ofrece dos tipos de tensiómetros digitales que están al alcance de los que sufre esta mal. Alta presión en la medición de la presión, fácil uso, portátil.

 

Articulo exclusivo de Prosemedic.com – Agosto 2017

Uso de datos personales

"Usted acepta mantener actualizada su información y nos autoriza a incorporarla en la base de datos de clientes de "La Empresa". Además le autoriza almacenar, dar tratamiento, procesar y transferir su información a los Grupos de los que "La Empresa" forma parte (las "Terceras Empresas" listadas en la página web www.prosemedic.com), para que le ofrezcan productos y servicios. "La Empresa" podrá conservar, usar y transferir su información personal hasta veinte años después de la última transacción. Usted podrá acceder a su información, rectificarla, cancelarla, oponerse a su uso o revocar el consentimiento dirigiéndose de forma presencial a "La Empresa" en el horario establecido para la atención al público"