La labor del pediatra en el crecimiento de los más chicos

Dentro de las especialidades de la medicina, la pediatría juega un papel muy especial puesto que es la encargada de las pequeñas personitas y naturalmente requiere de un trato diferente cuando de acercamiento al paciente se trata, un carisma y encanto único debe formar parte de la pasión del profesional.

Esta especialidad va más allá del estudio de las enfermedades de los niños, pues también ve por los niños sanos, misión que emprendía Enrique León García Pitot, quien es considerado el padre de la pediatría peruana por su gran labor en pro del bienestar de los pequeños.

García Pitot fue el primer presidente de la Sociedad Peruana de Pediatría, que fue fundada en 1930 y, en 1951 se decide crear el Día de la Pediatría Peruana, teniéndola como fecha central el 12 de noviembre en honor a García Pito y su destacada labor. De igual forma en ese año se estableció la premiación anual al mejor trabajo científico de pediatría.

El Perú siempre se ha sentido orgulloso de los profesionales de esta especialidad que se comprometen a diario por la salud y bienestar de los niños, dándoles todo su amor y cuidado a diario, buscándolos rescatar de las enfermedades y prevenirlos de las mismas a tiempo, ya que se requiere de vocación y un contacto con su niño interior para poder entender las necesidades de sus pacientes.

Una adecuada evaluación y diagnóstico de su salud de la mano del médico pediatra, ayudará a evitar cualquier complicación en el crecimiento de los niños, por ello se evalúa el peso, talla y perímetro encefálico y en desarrollo se valora el desarrollo psicomotor del niño: cómo se sienta, camina, cómo realiza ciertos ejercicios de acuerdo con su edad.

Por otra parte, el personal de enfermería se encarga de hacer el control de los pequeños, midiendo el progreso según su edad. Además, brinda pautas necesarias a la familia para que realice actividades en casa. De esta forma, irá mejorando el desarrollo físico y cognitivo.

Pero también es vital considerar que, aunque trabajar en la prevención y cuidado de todas las áreas de salud infantil es algo muy loable, para un mejor desempeño y con el fin de apoyar a los profesionales, los padres tienen también un rol muy importante viéndose involucrados en el interés de la salud y crecimiento de sus hijos.

Es fundamental que los padres dediquen tiempo a enseñar a sus hijos hábitos saludables que complementan la labor del pediatra y perdurarán a lo largo de su vida. Esto podría ser ayudarles a distinguir los alimentos nutritivos de los que no lo son y fomentar su consumo incluyéndolos en su dieta.

Claramente siempre variando para evitar el agotamiento y el rechazo de ciertos alimentos y siempre bajo recomendaciones médicas ya que cuando son muy pequeños los niños pueden estar más propensos a sufrir contagios de enfermedades. Y por supuesto mantener la rutina de aseo en casa, al igual que un correcto lavado de manos.

También es recomendable acostumbrar a los hijos a ejercitarse paulatinamente de acuerdo con su capacidad física mediante actividades deportivas, sumado a incentivar su necesidad de establecer relaciones con otros niños, para lo cual debe estar bien orientado.

Apoyar a los hijos en su formación, fomentando su autoestima y seguridad es importante. Todo proceso saludable va acompañado de apoyo de los padres, y es importante recordar que bajo ningún concepto se deben sacar conclusiones sobre medicamentos sin la consulta profesional, considerando que el control médico debe permanecer y ser partícipe de la formación de los hijos.

 

Fuentes del artículo Prosemedic:
fechascivicasdeperu
callaosalud

Uso de datos personales

"Usted acepta mantener actualizada su información y nos autoriza a incorporarla en la base de datos de clientes de "La Empresa". Además le autoriza almacenar, dar tratamiento, procesar y transferir su información a los Grupos de los que "La Empresa" forma parte (las "Terceras Empresas" listadas en la página web www.prosemedic.com), para que le ofrezcan productos y servicios. "La Empresa" podrá conservar, usar y transferir su información personal hasta veinte años después de la última transacción. Usted podrá acceder a su información, rectificarla, cancelarla, oponerse a su uso o revocar el consentimiento dirigiéndose de forma presencial a "La Empresa" en el horario establecido para la atención al público"