Medidas de bioseguridad en el quirófano

La infección de herida quirúrgica es la causa más frecuente de infección hospitalaria en los pacientes que atraviesan por una cirugía y responsable del aumento de mortalidad en el área, su origen es multifactorial por lo que se aplican rigurosas medidas de bioseguridad para disminuir su incidencia en la sala de operaciones, y posterior recuperación.

Lo principal que los médicos deben realizar es el lavado de manos quirúrgico con la intención de limpiar hasta el más mínimo agente dañino que pudiese contaminar una zona que está totalmente esterilizada, así como la preparación de la piel del paciente en el quirófano. Estas medidas son las más básicas y rutinarias que todo el personal conoce para un procedimiento quirúrgico.

La preparación preoperatoria de la piel en el quirófano consiste en la aplicación del antiséptico elegido, usando elementos estériles y guantes. La OMS (Organización Mundial de la Salud) en un documento publicado en junio 2008, señala que la aplicación del antiséptico se realiza moviéndose desde la zona donde se practicará la incisión hacia la periferia de la misma.

Por parte del personal y el o los especialistas, deben ingresar al área de quirófanos con los vestuarios adecuados para mantener el cuerpo totalmente cubierto, número de biopartículas que se esparcen en el ambiente es directamente proporcional a la cantidad de piel y cabello expuestos.

Cuando esté visiblemente sucia o manchada, la vestimenta quirúrgica debe ser reemplazada por otra tan pronto como sea posible, ya que cuando simplemente se humedece, favorece el pasaje de microorganismos provenientes de la piel de los operadores hacia el campo operatorio y aumenta la posibilidad de contacto del personal con material potencialmente infectado.

Los camisolines estériles se utilizan para crear una barrera antiséptica entre el sitio de la incisión quirúrgica y posibles fuentes de bacterias. Deben estar reforzados en pecho y mangas, contar con puños elastizados y sujetarse hacia delante o hacia el costado. Estos camisolines estériles son clasificados como descartables, hemorrepelentes (de un solo uso) o como reusables, de múltiples usos.

Los gorros y capuchas reducen el desprendimiento de microorganismos desde el cabello y el cuero cabelludo. Además, el uso de mascarillas quirúrgicos es totalmente obligatorio y estas deben ser descartables, contar con tres capas, triple tableado y tiras ubicadas en forma vertical, hacia arriba y hacia abajo.

También el uso de cubre zapatos es a los fines de protección del calzado del especialista, así como el equipo quirúrgico utiliza protección ocular (antiparras o anteojos protectores con ajuste lateral) mientras permanezca en el quirófano propiamente dicho.

Por otro lado, anestesistas y los técnicos de anestesia realizan procedimientos invasivos (catéter intravascular, intubación endotraqueal, administración de soluciones intravenosas) y trabajan cerca del campo quirúrgico estéril, lo que hace imperativo que ellos se adhieran estrictamente a las recomendaciones de control de infecciones.

Finalmente, los mejores elementos de protección son los guantes quirúrgicos, los cuales son totalmente desechables, solamente utilizados durante procedimientos médicos que impiden la contaminación cruzada entre el personal de la salud y los pacientes.

Empresas como Prosemedic se encargan de ofrecer los artículos de bioseguridad necesarios para toda todo el trabajo que realizan los especialistas, y adaptables a todas las necesidades. Los guantes están hechos de diferentes tipos de polímeros que incluyen: látex, nitrilo, vinilo y neopreno; se pueden hallar libres de polvo o con polvo, siendo común el uso de maicena para lubricarlos, con el fin de ponerlos con mayor facilidad en las manos. Los guantes quirúrgicos se caracterizan por mayor precisión y sensibilidad, se fabrican con estándares mayores de calidad y casi siempre son estériles.

Fuente del artículo de Prosemedic:
Salud.Mendoza

Uso de datos personales

"Usted acepta mantener actualizada su información y nos autoriza a incorporarla en la base de datos de clientes de "La Empresa". Además le autoriza almacenar, dar tratamiento, procesar y transferir su información a los Grupos de los que "La Empresa" forma parte (las "Terceras Empresas" listadas en la página web www.prosemedic.com), para que le ofrezcan productos y servicios. "La Empresa" podrá conservar, usar y transferir su información personal hasta veinte años después de la última transacción. Usted podrá acceder a su información, rectificarla, cancelarla, oponerse a su uso o revocar el consentimiento dirigiéndose de forma presencial a "La Empresa" en el horario establecido para la atención al público"